13 de setembre, 2007

Minivacaciones en la Serra dos Ancares


Al final fueron sólo cinco días (del 2 al 7 de septiembre), pero cinco días de auténtico lujo.
El lujo consistió en desayunar y cenar cada día ante un paisaje divino y unas puestas de sol dignas de las mejores películas, además de ser los únicos huéspedes del albergue-refugio de los Ancares.



El lujo consistió en poder limitarnos a dormir, comer, pasear y leer, alejados de televisores, ordenadores, teléfonos, coches y todo tipo de contaminación (acústica, lumínica, atmosférica...).




El lujo consistió en respirar aire limpio y disfrutar de la naturaleza en la más absoluta tranquilidad, pues fuimos los únicos que estuvimos paseándonos por aquellas montañas de perfiles dóciles durante todos esos días. (Sigo sin comprenderlo.)










Por lo que hemos visto hasta el momento (y ya hemos ido a la Serra do Courel, a Peña Trevinca y a varios lugares de la provincia de Pontevedra y Orense), ésta es la parte de Galicia mejor conservada desde el punto de vista ecológico, si bien también presenta las huellas indelebles de incendios pasados, talas descontroladas y un exceso de pistas destinadas al tráfico rodado. En realidad, se trata de una Reserva Nacional de Caza creada en tiempos del Caudillo. En mi humilde opinión, esto ahora debería ser, por lo menos, Parque Nacional; la caza menor ya no está permitida y creo que ésta sería la mejor fórmula para que en un futuro se siguiera conservando la riqueza orgánica que aún perdura en estas tierras de pizarra y granito que unen Galicia con León: robles, hayas, castaños, acebos, tejos, rebecos, jabalíes, aves rapaces, musarañas, perdices... (Si ampliáis la siguiente fotografía, veréis la silueta de un rebeco que no nos quitaba ojo.)






En los Ancares gallegos existe cierta actividad turística en forma de casa rurales. Y resulta interesante visitar las ahora denominadas pallozas (antes, casas de teito) - las construcciones habitadas más antiguas de Europa, dicen -. En Piornedo, por cierto, hay una palloza museo por la que bien vale la pena pagar 1 euro.






Desde el punto de vista montañero, -no voy a aburriros con fríos datos sobre la altitud de las cumbres a las que ascendimos, desniveles y horas destinadas a nuestras excursiones-, quisiera comentar que las guías y mapas de esta zona, así como los supuestos senderos que la atraviesan, dejan bastante que desear. Si el objetivo de tal desinformación es que no se llene de turistas, me parece genial. Pero me da que tampoco va por ahí la cosa... Uno de los días nos pasamos 6 horas buscando un sendero que los helechos habían hecho desaparecer parcialmente. Lo bueno del caso, no obstante, fue que, en nuestra búsqueda, nos adentramos en un bosque tan frondoso como dolorosamente hermoso... (Al final, tuvimos que trepar río arriba hasta hallar el sendero.)






El último día hicimos muy buenas migas con un individuo melenudo y jovial que se nos presentó al inicio de la jornada para hacernos de guía a lo largo de 5 horas. Suponemos que esa mañana el tipo en cuestión (al que bautizamos como Goliath) se había levantado con ganas de salir de paseo y nosotros le debimos de aparecer como caídos del cielo.


>


Y, bueno, hay muchas más fotos pero creo que esta selección sirve para hacerse una idea de nuestras últimas vacaciones, durante las que, si algo ganamos, fue salud. Sin duda.




(Haced clic en el título de esta entrada para acceder a la página web de Os Ancares.)

...

48 comentaris:

John ha dit...

¡Qué envidia! ¡Los Ancares para vosotros solos! :D

wen ha dit...

Que envidia cochina la mia jope XD
Por cierto, me he enmorado de Goliat !!!! qué preciosidad jajajaja y que majete!!
Ains... tengo por delante 11 días de vacaciones ...ojalá lo aproveche tan bien como tu joe! XD

vitruvia ha dit...

Viguetana, mi vida, definitivamente te odio, jajajajajajaj.
Petons.

vitruvia ha dit...

¡¡¡Puedo comentar!!, ¡¡Puedo comentar!!, ¡Puedo comentar!!, jajajajja, me da rabia cerrar la ventana, porque no sé cuando podré volver a comentar.

Viguetana ha dit...

¡jajajaja! ¡¡Vitru: qué alegría que puedas comentar!!

(Y que conste que tú me pediste fotos y crónica, ¿eh?)
;P

Viguetana ha dit...

John y Wen: envidiosos, que sois unos envidiosos.
Uno se va a Roma y la otra a Barcelona y encima me tienen envidia. Si es que...
:-P

Por cierto, Wen, tienes muy buen ojo y gusto: Goliath es un encanto de perro. De verdad. Todo el rato mirando para atrás para asegurarse de que le seguíamos y no nos perdíamos.
¡Yo quiero uno, yo quiero uno!

Anònim ha dit...

Todo un lujo ...
...

... ¡disfrutar de esos días contigo!

Adrián

banderas ha dit...

Pues no había nadie porque los gallegos en verano no tiramos para el monte. Eso lo dejamos (los que lo hacen) para cuando el calor aprieta menos... y desde luego vosotros elegísteis la mejor semana del verano para andar por esas tierras.

Como diría Asterix "¡¡Están locos estos catalanes!!".

Por cierto, muy bonitas las fotos... y el perro...jo... ¡¡qué pasada!!

Bicos.

Desperate ha dit...

me encantan los ancares, ¡menuda envidia! y goliath, qué pasada, ¡lo hubiese adoptado!

Mariano ha dit...

Estuve en los Ancares hace la tira de años y volví enamorado, y eso que no tuve la suerte de disfrutar de la compañía y guía de Goliath.
Cuando yo estuve tampoco vimos apenas gente, lo que pasa es que nosotros ya éramos unos catorce...
Besitos/azos.

marta ha dit...

� Qu� interesante!. Llevo a�os queriendo ir.

Viguetana ha dit...

Adrián: el gusto es mío.
:-)

Viguetana ha dit...

Banderas: Tú lo has dicho: la mejor semana del verano porque no hacía un calor excesivo y, en cambio, disfrutamos de unas vistas límpias e impresionantes.
Aquí la montaña interesa poco, pero quizás sea mejor así...

El perro: una pasada, sí.

Bicos

Viguetana ha dit...

Desperate: yo también lo habría adoptado (si viviera en una casa y no en un piso sin balcones).
Pero, además, tenía dueño seguro. Simplemente ese día el "chaval" andaba aburrido por el pueblo y se apuntó, jajaja!

Ay, era tan majo....

Viguetana ha dit...

Mariano: Qué curioso que haya tan poca gente, ¿no?
Es que, además, son unas montañas bajas, fáciles, accesibles... No lo comprendo... Algo así en Cataluña estaría repleto de familias, gente practicando BTT, parapente, chiringos de esquí de fondo en invierno...
Está claro que prefiero la versión gallega. Hay más paz y menos contaminación.

Viguetana ha dit...

¿Marta? ¿Eres la Marta que conozco personalmente?

Bueno, en cualquier caso, bienvenida. Y si quieres información sobre la zona, puedes preguntarme lo que quieras.

Besos a tod@s

Estilografic.art ha dit...

Yo estuve el verano pasado en la Sierra do Courel y me hizo un tiempecito de la leche. En pleno mes de agosto y con la chimenea de la casa rural tirando de leña como si fuera diciembre. Aun así volví encantado (no convertido en sapo, sino que me gustó mucho), aunque no pude acercarme por los Ancares porque es que había días que no había manera ni de salir del coche. Pero bien pensado, para qué ir a los Ancares, si ya nos los traes tú.

Gracias, guapa.

FRAC ha dit...

Oh! Oh! y más oh! Cuanta belleza. Cuanta paz.
Y cuanta coherencia, Dios mío, sinónimo de felicidad en mi diccionario...

He disfrutado un montón ampliando las fotos
.

escriptorum54 ha dit...

¡qué maravilla! eso es disfrutar de verdad, una semana que cunde como medio mes.
Los paisajes son espectaculares...

que podáis hacerlo muy a menudo.


Un beso

Viguetana ha dit...

De nada, Encantado, digo Estili.
:-)

Pues un día de estos os cuelgo las fotos de cuando estuvimos en Peña Trevinca. Fue a principios de agosto y por el tiempo que hacía, ¡se diría que estábamos en pleno invierno!

Besitos de viernes.

Viguetana ha dit...

Gracias, Escriptorum54.
Si mi entrada transmite paz es que he logrado mi objetivo: plasmar lo que vivimos.

Petons.

La interrogación ha dit...

Hace bastantes años estuve en esa sierra acampada. Todo era mágico. Las pallozas, el verdor, los minipueblos sin explotar, el orujo...
Qué fotos más bonitas habéis hecho!!!

Viguetana ha dit...

Inte, veo que algunos de vosotr@s ya conocéis el lugar.
Para mí era totalmente desconocido.

Las fotos son bonitas porque el paisaje era hermoso. Difícil que salieran mal.
:-)

Clandestino ha dit...

Vaya regalo que me has hecho. A través de esta ventanita que es mi ordenador en el zulo, he podido pasear por la montaña y relajarme.
Y eso que yo soy un urbanita, pero me ha molado tanto que me he dormido.
Mierda!! llego tarde a dar de comer a Mariano.

Mariano ha dit...

Tranquilo, Clandestino, no corras, disfruta de las fotos de Viguetana. Me he desencadenado del árbol del Paseo del Prado, porque veo que el Náufrago se nos va de todas todas y además la baronesa empezaba a meterme mano de forma reiterada.

marta ha dit...

No viguetana, no nos conocemos he caído en tu blog desde el de Desesperada.

Viguetana ha dit...

¡jajaja! Clandes, pues me alegro. No, no de que te hayas dormido y olvidado de Mariano, sino de que te hayas relajado.

Besos.

Mariano: Menudo fiestorro te has montado a lo tonto con la baronesa, oyes...
Yo ayer intenté retener a Náufrago en mi blog a base de kikos y cervecita fresca pero no ha funcionado, me temo.

Besazos, Zurdo.

Marta: De acuerdo. Pues nada, ya sabes, bienvenida eres.

Carlos Añejo ha dit...

Que paz...

Me has abierto el apetito montañero.

¡Y cuidado, ese perro es un animal salvaje!

raquel ha dit...

Uf! qué maravilla. Siempre me han dicho que los Ancares es una maravilla pero es la primera vez que veo fotos. Qué ganas de ir. Además, todo tan vacío... un poco extraño pero tal y como dices, un verdadero lujo.
Un abrazo

Jovekovic ha dit...

Está bien, si querías darme envidia cochina lo has conseguido. Es muy fácil herir los sentimientos de un niño. Pero que sepas que iré.
Magníficas fotos, magnífico perro ( podía ser un cruce de retrevier con terranova o mastín?)

PD:Muy guapos los dos senderistas que se ven en las fotos, jajajaja!!

migramundo ha dit...

Os Ancares son un lujo y un placer para los sentidos que deberíamos disfrutar de vez en cuando para oxigenarnos de tanta metralla urbana y paranoica con que nos retroalimentamos. Hace tiempo que no voy y acabas de darme una buena idea para el mes que viene. Visitar tu blog tiene sus ventajas. Bikiños.

Belén ha dit...

A mi me has dejado con la boca abierta de par en par y babeandoooooo

Que Lujo!!!!!!!!!!!!!!!

Besos!

Anònim ha dit...

Hola,
Estic encantat de gaudir del reportatge de les vostres vacances.
Les fotografies com els comentaris em deixen sempre gratament ple de bon rotllo, increible.
Una abraçada, Arnald

JAL ha dit...

Yo ni siquiera había oído hablar de la zona, después dicen que en un blog no aprendes nada nuevo

Viguetana ha dit...

jajajaja! Náufrago, eres irremediable... No te vayas, porfa...
:-P

Raquel: Bueno, es que Adrián y yo somos raritos y nos gustan los lugares con poquita gente... Vamos, que somos rollo ermitaños. Pero buena gente, ¿eh?
Besitos, guapa.

Viguetana ha dit...

Jove: No sé qué raza sería Goliath pero bien podría ser un cruce de éstos que tú comentas.
Siento haber herido al niño que llevas dentro. Tendrás que venir para que cicatricen las pupas...

Por cierto, los senderistas creo que eran de una agencia de modelos...
:-P

Viguetana ha dit...

Ay, Migra, pues me alegro mogollón de que mi blog te haya inspirado para ir. Realmente es como darse un chute de buen rollo estar allá.
Ahora sólo falta que tengas tan buen tiempo como nosotros.

Bicos.

Viguetana ha dit...

Uy, Belén, pues mejor cierra la boca, que se te va a caer esa pastillita en forma de corazón tan mona que llevas ahí.
:-P

Besos, guapa.

Viguetana ha dit...

Arnald,
tu sí que dones bon rotllo, deixant-me missatgets com aquest.
:-)
La setmana que ve et busco per Skype i xerrem una mica. (Ja m'he llegit el mail).

Petonets, rei!

Viguetana ha dit...

JAL: Sinceramente, yo no tenía ni idea de dónde estaban los Ancares hasta hace unos meses.

Salut!

Ana ha dit...

Qué maravilla Viguetana!! me ha encantado el reportaje!! con lo que me gusta a mí la montaña.... tomo nota, quiero ir, quiero ir, quiero ir!!!
Gracias por compartir esta maravilla con nosotros.
Un besazo

Eifonso Lagares ha dit...

Habéis elegido una semana muy buena para visitar este precioso trozo de Galicia. Hace años que no voy a los Ancares.

Igual en un festivo de los que quedan hasta final de año hago una escapada. Es una idea.

Muy bonitas las fotos.

Saludos

Viguetana ha dit...

Eifonso: En otoño eso tiene que estar precioso...

Salud(os)

Viguetana ha dit...

Ana: ¿a ti también te gusta la montaña?
Vaya, deportista y amante de la montaña.
Ya me siento menos rarita...
:-P

Besos

Anònim ha dit...

Qué pasada, menuda maravilla, realmente muy bonito, las fotos están genial :)
Espero que permanezca siempre así de verde.

Viguetana ha dit...

.:Su:.: ¿Tú no lo conoces?
¿Y a qué esperas?
:-)

La interrogación ha dit...

Por cierto, vuelvo a traerte esta canción popular del Valle de Ancares. A mi siempre me pareció preciosa. Hay una versión cantada de Luar Na Lubre

Adiós valle de Ancares
adiós te digo,
adiós árboles verdes
de junto al río
la vi llorando.
La vi llorando y dije
¿Por quién suspiras?
-Tengo el amor ausente
y estoy llorando
la despedida.
-La despedida es corta
la ausencia larga
quiero que te diviertas
y no me olvides
prenda del alma.

Viguetana ha dit...

Pues muchas gracias, Inte. No la conocía. Y sí que es bonita.
A ver si la encuentro para escucharla.
:-)