06 de juliol, 2007

Plagas


Según la Real Academia de la Lengua, "plaga es la aparición masiva y repentina de seres vivos de la misma especie que causan graves daños a poblaciones animales o vegetales".

Me permito, pues, afirmar que la Humanidad es una auténtica plaga. Y lo que es peor: sin consciencia ninguna de serlo.
Las personas vivimos obcecadas en nuestras respectivas miserias cotidianas mientras apelamos constantemente a nuestros derechos para obtener eso, aquello y lo de más allá. En esta carrera estúpida y suicida por tener las máximas comodidades materiales posibles – aunque sea en detrimento de todo aquello que nos dio la vida – arrasamos con lo que haga falta.

Hemos perdido (o mejor dicho: nunca hemos tenido) visión de futuro ni perspectiva global. Nos hemos dedicado a mimar nuestras ególatras existencias tribales sin pararnos a pensar ni por un puñetero instante si nuestra actuación podría llegar a ser perjudicial para la Tierra (e incluso para nosotros mismos).
Y ahora descubrimos que sí y, a pesar de ello, seguimos actuando igual... Bueno, igual no, peor. Porque ahora ya lo sabemos y, aún así, no queremos asumirlo. Hemos destruido y agotado gran parte de las riquezas naturales que la Tierra nos ofrecía a cambio de nada (bueno, seguramente a cambio de que la respetáramos, al menos...)
Hemos encumbrado nuestra civilización por encima de lo más esencial y básico: la Vida.
Hemos inventado la rueda, la metafísica y los derechos humanos, pero mientras tanto hemos explotado los recursos naturales, destruido el equilibrio ecológico global y abolido el derecho a la vida de todos los demás seres que comparten con nosotros este planeta (interesante visión la del filósofo utilitarista Peter Singer con respecto a nuestra relación con los animales).

Hace ya tiempo que reflexiono sobre nuestro pobre y despótico papel en el mundo pero ahora he hallado argumentos sólidos en este libro: La venganza de la Tierra de James Lovelock para reafirmarme en mis convicciones.

No se trata de ir de apocalíptico por la vida, sino de aceptar de una vez por todas que lo hemos hecho fatal. Que la Tierra no da para más. Que somos demasiados. Que cualquier energía “alternativa” tampoco nos va a solucionar el problema. Que todo esto son parches mal remendados.

El problema nos sobrepasa. Y por eso creo que será la Tierra misma la que diga la última palabra.

16 comentaris:

banderas ha dit...

Estreno comentarios. ¡Me encanta!. No tengo mucho más que decir que lo que tan bien has expuesto.

Me ha desorientado la primera fotografía. Me dije... ¿hablará de las medusas en la Mediterrania?... hasta que he bajado la ventana y me he encontrado la otra imágen y el texto. ¡¡Madre mía!! ¡¡Qué asco!! ¿y a eso le llaman río?.

Sobre el comentario poco hay que añadir. Sólo espero no haber colaborado más de lo estrictamente necesario al abuso que infligimos a toda nuestra Tierra. Aunque no sé hasta qué punto ella es nuestra o nosotros somos sus criaturas... las que más odie a día de hoy, y de las que más decepcionada esté.

Bicos y hasta cuando pueda, que ahora me toca a mi irme de vacaciones.

FRAC ha dit...

Hola,
Ara no sé si escriure en català o en castellà. He vist que ets de Terrassa; jo vaig viure tres anys allà, mentre estudiava a la Politècnica...
...pero mejor escribo en castellano.
Estoy de acuerdo con todo lo expuesto en el post. Agradezco el detalle de no ir de apocalíptica; es algo que me abruma tanto como el mismo problema ambiental. Suelo decir que mientras sea posible, admiraré el mar, las flores, las estrellas...
Te invito a leer -si lo deseas- mis otros blogs que hallarás en mi perfil. En algunos posts apunto la posibilidad de vivir en el espacio en un futuro no muy lejano. ¿Tú qué opinas?

Una abraçada, i també et dic que és un plaer conèixer-te i llegir-te.
He donat una ullada a tot el blog abans de contestar-te.
Fins la propera

Viguetana ha dit...

Banderas: felices Vacaciones.
En cuanto a quién pertenece a quién... Justo en este libro se deja bien claro: la Tierra, junto con todos los seres vivos, el agua, el aire, el suelo, las montañas, los vientos, etc. formamos un todo al que el autor denomina Gaia. Y por eso yo hablo de plaga humana, pues nosotros estamos desequilibrando demasiado la sensible balanza ecológica por un supuesto beneficio material que, en realidad, nos perjudica más que otra cosa...
En fin. Que buenas vacaciones.
:-)

Viguetana ha dit...

Benvinguda a "casa meva", Frac!
També he estat fullejant una mica els teus altres blogs... Bufa, com tu fas per escriure tant!!!

Buscaré aquestes entrades on parles d'una possible vida en altres planetes i, si de cas, et contesto allà.
D'entrada penso que si ens hem carregat aquest món tan meravellós que tenim, sembla poc probable que ho fem millor en un altre lloc. Però qui sap. Potser d'una vegada per totes aprenem la lliçó...
Fins aviat.

vitruvia ha dit...

Lo que falta es concienciaci�n, sin ella no vamos a ninguna parte

Mariano ha dit...

El problema para mí radica en la respuesta a una sencilla pregunta: ¿es ya demasiado tarde?
La respuesta debería ser NO, pero las medidas que los gobiernos toman son tan insuficientes que creo que la tierra está a puntito de decir ¡BASTA!

Viguetana ha dit...

Hola Mariano,
pues según Lovelock, estamos a tiempo de salvar a la humanidad sin volver a las cavernas pero para ello es necesario usar ya mismo energía nuclear mientras se acaba de "perfeccionarse" la energía llamada "alternativa".
De todos modos, el autor insiste en que somos demasiados y que lo ideal para la Tierra (o Gaia) sería que redujéramos nuestro número a unos mil millones de habitantes (la población que había en el siglo XVIII).
Y es que, si todos los humanos pudieran llevar nuestro tren de vida, serían necesarios 3 planetas Tierra para abastecerles...
Una locura.

Anònim ha dit...

Yo aun diría más.
La plaga es fulminante y de una velocidad pasmosa. Nos "hemos" cargado todo en un tiempo record.
Por un lado pongamos que la edad de la tierra es, como dicen, de unos 5000 millones de años. Por otro, tomemos como punto de inicio de la enfermedad humana el inicio del "progreso". Este lo voy a situar en la antigua Grecia, con Sócrates, Platón y Aristóteles, origen del pensamiento abstracto que ha dado lugar a el mundo moderno. Hace unos 2000 años, más o menos. 2000 frente a 5000 millones es como si alguien de 50 años la palma en unos 10 minutos. Fulminante.

Adrián

Anònim ha dit...

Oye, si os ponéis así, yo os digo... ¡A follar, condenados, que el mundo se acaba! :-)

Perdonad la nota de frivolidad ante tan augusto debate, pero es que últimamente me invade la felicidad. Besos a todos,

Chap

Viguetana ha dit...

JAJAJAJA!!! No esperaba menos de ti, mi queridísimo Chap.
:-P

Petonassos, rei!! I que per molts anys et duri aquesta meravellosa felicitat!!
Records al clément.

Anònim ha dit...

A mi lo que me aterra de la plaga esta, es que encuentre vida en otro planeta. Entonces, ese seria nuestro destino, ir de planeta en planeta agotando todos sus recursos naturales toda la eternidad, hasta que agotemos hasta la eternidad.

El fin del mundo no sería tan malo, estoy convencido.

Si, una plaga, un virus ...

Petonets!

Jovekovic ha dit...

Sin duda la Tierra dará su repuesta, y me parece muy mucho, que no va a gustar a quién tenga que escucharla.

Viguetana ha dit...

Justo, Jovekovic, justo.
A eso me refiero cuando digo que no se trata de ir de apocalíptico porque sí, sino de ser muy conscientes de lo que hay... y de lo que seguramente está por venir. Así de sencillo.

Joana ha dit...

Dios mío Viguetana, cuanta pasión!! llevo un rato en tu blog y es desbordante, felicidades!!

El ser humano es una plaga por eso hace tiempo que renuncié a tener mis propios hijos y mi deseo es adoptar alguno abandonado por su semejante.

Viguetana ha dit...

Ay, Joana, pues muchas gracias.
:-)
Me alegra muchísimo saber que mi blog transmite pasión.
Gracias a ti por leerlo.
Petons

Anònim ha dit...

Gracies per bloc intiresny