29 d’agost, 2007

Presente de un pasado con mucho futuro

Entre el año 2002 y 2006 trabajé como adjunta a gerencia y coordinadora de la Jove Orquestra Nacional de Catalunya.

Gracias al estrecho e intenso contacto mantenido durante ese tiempo con la música clásica y con las ilusiones a flor de piel de más de 100 adolescentes con edades comprendidas entre los 11 y los 23 años, los recuerdos que conservo de esa época son siempre muy vívidos y emotivos.

Hace días, navegando por la página web de YouTube, dí casualmente con el vídeo de una de las más prometedoras violinistas de este país.
Lo cierto es que me emocioné. Si no recuerdo mal, cuando la conocí no tenía más de 15 años.
Os dejo con Judit Bardolet, interpretando El Sonetí de la Rosada, d'Eduard Toldrà en la biblioteca municipal de Vic, su ciudad natal:

16 comentaris:

Estilografic.art ha dit...

Prometo escucharlo en cuanto llegue a casa, que aquí no tengo voz. Bueno, me explico: voz sí tengo, lo que no tengo es altavoz.

Besos.

Viguetana ha dit...

A ver si te gusta, pues.
:-)

Besos

migramundo ha dit...

El sonido se entrecorta, pero suena muy bien. Confío en que su futuro deje de ser ya promesa para convertirse en realidad. Por cierto, el pianista también es bueno. Petonets.

Viguetana ha dit...

Vaya, Migra, pues cuando yo lo escucho, suena todo seguidito y bien...
:(
Lo que sí es cierto es que este mediodía no me podía conectar a YouTube...
Bueno, cosas de la informática. Ya se sabe.

Petons

MonikaMDQ ha dit...

Y claro, es para emocinarte con algo asi, lo cierto es que la tecnología es genial, nos acerca a cosas que a veces ni imaginamos.
Yo pude ver y escuchar el video perfectamente, la melodía es hermosa y ella toca muy bien.

banderas ha dit...

Yo también lo veo y oigo a la perfección. Además, incluso la imágen se ve perfectamente, y no como buena parte de los videos que circulan por ahí. No sé qué edad tiene ahora la violinista, pero desde luego posee una técnica muy madura para lo jóven que parece. La pieza es preciosa, y ella le saca provecho.

Un gran aplauso por el futuro de la música clásica en España (o al menos en Catalunya).

Acabo de ver otras dos versiones de la misma pieza en YouTube y desde luego me quedo con ésta versión. Liga mejor las notas, tiene más carácter... me parece.

Una delicia lo que nos has puesto hoy. Le diré a Raquel que se pase por aquí... ella que toca el violín. Bicos.

raquel ha dit...

Hola viguetana, banderas me dió el dato sobre este video y me alegro de haber llegado hasta aquí. Un gusto ver y escuchar la interpretación de Judit. Y me alegro mucho de que trabajaras con la joven orquesta. Es otro mundo, ¿no?
Un abrazo

Viguetana ha dit...

Pues sí, Monikamdq, me emocioné porque además, por mi "papel" en la orquesta, muchas veces me tocaba hacer de "mami" de estos chavales... Y, bueno, a pesar de lo mucho que te hacen cabrear algunos, al final les tomas mucho cariño.
Cuando llegaba el concierto final en el Auditori de Barcelona, todos los malos rollos se esfumaban al verles tocar con tantas ganas y tanta entrega.

Viguetana ha dit...

Banderas: pues he perdido la cuenta, pero Judit andará por los 19 o 20 años...
Yo también quise haber comparado su versión con otras, pero al final no lo hice. Luego, quizás.
Aunque si ya me dices que es la mejor... jeje.
Lo de la música no tiene fronteras. Estos chavales han viajado ya mucho más a su edad que cualquiera de nosotros.

Bicos

Viguetana ha dit...

Hola Raquel,
un placer tenerte por aquí.
No sabía que tocabas el violín. Luego me paso por tu blog.
:-)

Y sí, lo de trabajar para una orquesta sinfónica de jóvenes es tan absorbente como gratificante.
La verdad es que ahora me parece que fue en otra vida y sólo hace 1 año y medio que dejé todo aquello...

En fin. Besos.

escriptorum54 ha dit...

¡Qué envidia me das!
Como tú dices debió de ser gratificante compartir esos momentos con gente joven, con músicos que parecen de un planeta distinto muchas veces.
Mis hijas, ambas, son músicos. La pequeña empieza a prepararse con un trompetista de la OCB. Le gustaría estudiar en la ESMUC. Ya veremos.
Y en la OCB he tenido a mi sobrino muchos años, de solista de trombón y a su mujer de solista de flauta.
En casa comemos y cenamos música.
¡Ah! y la merendamos también.

Un abrazo

Viguetana ha dit...

¡¡Pues más envidia me das tú, Escriptorum54!!

La Esmuc se convirtió en mi segundo hogar...
Y creo que conozco a tu sobrino y a su mujer...
;-)

Suerte a tus hijas. Si es lo que les gusta, seguro que les irá muy bien.

Besos

escriptorum54 ha dit...

Gracias

Entonces, puede que conozcas a su profesor de trompeta, Angel Serrano.

Mi hija es lo que quiere: ser músico, tocar, tocar y tocar.

Viguetana ha dit...

Sé quien es Angel pero no he tenido ocasión de hablar con él.
Con Ricardo y Magdalena sí porque han dado clases en los encuentros de la JONC en más de una ocasión.
:)

Bien por tu hija, escriptorum54. No sabes cómo envidio a las personas que nacen con una vocación tan firme.

Yo vivo mi falta de vocación como una auténtica cruz...

banderas ha dit...

Me encanta que tantos buenos rollitos y contactos se creen en esta red que para algunos es cosa de frikis, y para otros somos personajes irreales.

He comprobado que no es cierta ninguna de esas afirmaciones. Yo sé quien soy, y muchos de aquellos que me leen sé que también son ellos mismos, así que ¡¡a vivir!!

Viguetana ha dit...

jajajaja! Ay, Banderas, me he tenido que leer tu comentario tres veces antes de decirte que seguramente te habías equivocado de entrada o de blog...
Bueno, vale, creo que ya lo he pillado.
;-)

Bicos moitos.