14 de novembre, 2007

Ocho cosas que quiero hacer (antes de morir)


Kurtz me pasó este meme hace días. Y yo le puedo asegurar que he estado dándole vueltas a lo de las ocho cosas desde entonces.

Por querer hacerlo bien hasta me llevé un bloc de notas al baño para ver si allá me venía la inspiración. Pero nada.
El domingo, caminando por un hermoso bosque de robles y castaños, le comenté a Adri que me veía totalmente incapaz de pensar en 8 cosas que querría hacer antes de morir. (Y digo yo que lo de antes de morir es una obviedad, ¿no?). Que cada vez que me ponía a pensar, me quedaba literalmente en blanco.
A lo que Adri me contestó que eso es buena señal porque indica que estoy tranquila con lo que tengo y no hay nada que me quite realmente el sueño...

Vale, de acuerdo, ahora alguien podrá pensar que lo que me ocurre es que no tengo ilusiones. Pues no. Porque sí tengo ilusiones, lo que pasa es que no hay nada que piense que me gustaría hacer en un futuro y realmente crea que no voy a poder llevarlo a cabo si me lo propongo de verdad; ah, y las cosas sujetas al azar o destino, no cuentan (que me toque la lotería y tal y cual).

Kurtz, voy a tener que saltarme todas las reglas del meme. Ya ves. Pero que conste que lo he intentado, eh.
Eso sí, esta cadena me ha venido muy bien para plantearme un tema serio: de morirme hoy mismo, lo haría en la más absoluta serenidad, sin la angustia de saber que me dejo cosas en el tintero. Lo afirmo con total franqueza.

Así, pues, la conclusión es ésta: hasta el día que me muera deseo seguir como hasta hoy. Ni más, ni menos. Porque hace tiempo que no me planteo las cosas para un futuro más o menos lejano. Toda mi energía y mis decisiones están centradas en el presente. Todo lo que supuestamente querría hacer, ya lo estoy haciendo.
Si algo he aprendido de mí misma en estos treinta y seis años, es que cuando deseo algo fervientemente, no ceso hasta que lo consigo. O sea, que si hay algo que ahora mismo no tengo es porque, o bien no me lo estoy currando, o bien no lo deseo tanto como parece.

Hablo por mí. Que conste.



[Las fotos son de hoy. He ido a correr un poco por el monte; qué gran placer es oír caer las hojas y pisar esa inmensa alfombra de vivos perfumes.
Se las dedico a Raquel, cuyo blog es un verdadero himno a la belleza.]

31 comentaris:

Viguetana ha dit...

probando, probando...
Es que no puedo comentar en el post anterior...

La interrogación ha dit...

Yo creo que sí tengo o hay cosas que me gustaría hacer. Más que nada por descabelladas o absurdas. Esas cosas que supongo que pensaría: "bueno, voy a tirarme en paracaídas sobre un volcán, total me muero en dos semanas" jaaaj
Realmente me pasa como a ti, estoy en paz ahora, bueno, me daría pena dejar una hija tan pequeñita. Así que rectifico, me gustaría ver a mi hija crecer.
Un besote.

Raquel ha dit...

Te leo y siento que te estoy escuchando hablar. Es algo en tu forma de contar las cosas, la cadencia. No sé. Bonito.
Preciosas esas hojas y transparencias, la alfombra, el olor, la pisada y su sonido. Se siente.
Me llega la dedicatoria y el tremendo halago. Mucha vida en tus imágenes también.
Un abrazo graaande

Mariano Zurdo ha dit...

Curioso ver fotos parecidas de Madison y Vigo, ese precioso color ocre de las hojas. Curiosamente comentaba hoy o ayer en el blog de Raquel que me encanta andar sobre la alfombra ocre de las flores otoñales.
Viguetana, me has inspirado una maravillosa serenidad.
(Y corre, corre, que tienes que sudar todo lo que te has bebido y las croquetas vitruvianas.)

Belén ha dit...

Ole tus huevos nenita!

;)))))

Viguetana ha dit...

Inte, quizás es porque ya llevo unas cuantas cosas descabelladas y/o absurdas a mis espaldas... (A lo mejor las cuento algún día...)
Con una hija, lo comprendo.
Besazos


Raquel, tengo fotos más bonitas que éstas pero no sé porqué me apeteció colgar éstas hoy. En cualquier caso, esto es sólo un humilde tributo a ti y a tu blog.
Sencillamente he pensado en ti durante toda la carrerita y por un momento he creído estar corriendo por los parques de Madison.
:-)

Me gusta que me digas que es como si me escucharas hablar. Me gusta.
Besos

Viguetana ha dit...

Mariano, no iba a confesarlo pero lo voy a hacer. He leído ese comentario tuyo en el blog de Raquel antes de salir a correr y es lo que me ha inspirado para sacar esa foto...
:-)
Me alegro de ser capaz de inspirarte a ti también. Y encima, serenidad, que no es poco.
(No sabes cómo he sudado hoy a pesar del aire fresquito que soplaba. ¡Si es que no se puede beber tanta chervecha!)

Viguetana ha dit...

Belén, ¡aserejé!

:-))))

Mariano Zurdo ha dit...

Mutuainspiración entonces. Así da gusto. Eso sí, yo paso de correr para inspirarte, que conste.

Kurtz ha dit...

No te preocupes por lo de las reglas. Cada uno sigue la cadena como quiere, que para eso recibe el marrón de continuarla.
Me alegro de que el meme te haya servido para pensar en esas cosas en las que no pensamos, ero deberíamos hacerlo de vez en cuando.
Besets.

vitruvia ha dit...

Pues Joyce me acaba de pasar este mismo meme, que a él le pasó Kurtz, jajajaja, pero me da que como todo lo que va de boca en boca, en este caso de blog en blog, cambia un poco, jajajajajajajajajja.
Adoro las hojas en otoño. Adoro el color del otoño. ¡Que coño! adoro el otoño, jajajajajajaj.
Por cierto, que yo no me paso tropecientasmil horas haciendo croquetas para que luego las vayas esparciendo por los parques en forma de sudor. Un poquito de por favor, mis croquetas son para que se arrimen al riñon, y así tengais un recuerdo mío.
Besotes

vitruvia ha dit...

Por cierto, que el otro día por culpa del ruido de mis adoradas hojas de otoño me mordió un perro. Pero na, el pantalón me protegió, y solo tengo la marca.

Viguetana ha dit...

Kurtz, en realidad sí suelo hacer balances de este tipo a menudo. Lo que pasa es que este año, con tanto cambio, andaba yo un poco confusa. Así que me ha ido de perlas tu meme para centrarme y ver las cosas con mayor claridad.
Gracias, rey.
:-)

Viguetana ha dit...

Vitru, no es por agobiarte pero me temo que este meme te ha sido enviado por partida doble (James y Kurtz).
;-)

Uy, no, no, tranquila, que sólo me ha dado tiempo a sudar la cerveza. Las croquetas siguen ahí, amarraditas a mis "cannes", jajaja.

Ostras, qué mal rollo lo del perro... Andaré con ojo a partir de ahora.

Bicos

Estilografic.blog ha dit...

Yo estuve el sábado paseando por el valle del Lozoya, en la sierra de Madrid, y el paisaje otoñal era impresionante, como el que se puede imaginar por tus fotos que recorriste.

Se te quitan las ganas de morirte. Si las tienes, claro.

Desesperada ha dit...

bueno, el meme no era textualmente ocho cosas que hacer antes de morir, ja ja ja, se limitaba a plantear ocho cosas, tú podías escoger ocho cosas que tener, que hacer, que proponer... kurtz eligió esa modalidad, yo me limité a elegir ocho cosas que me gustaría hacer... lógicamente estando viva, ja ja ja ja. y hubiese hecho una lista aún más larga!!!!! esto no quiere decir que no me guste mi vida. me encanta. como tú, a los 36 años y después de cientos de locuras, me gusto tal y como soy, y mi vida igual. pero soñar...

Viguetana ha dit...

jajaja, Estili, no, la verdad es que ahora mismo no me apetece morir. Fíjate tú.
No conozco la Sierra madrileña; a ver si me busco una excusa algún día...

Deses, es que reconozco que soy un pelín radical. Y cuando me pongo a soñar, lo hago con cosas que sí son factibles (aunque a primera vista quizás no lo parezcan) y como me dé por desearlas de verdad, lo mando todo al carajo y me tiro de cabeza a la piscina (aunque esté vacía). Así que... Bueno, yo ya me entiendo, ¡jajaja!

;-))))

John ha dit...

Viguetana, tu situación es envidiable. El vivir día a día sin tener cabos sueltos es lo que todos deberíamos hacer.

A mí la muerte no me preocupa por mí. Es un punto y final, en vez de los punto y aparte o de los punto y seguido de todos los días (auqnue a mí me van más las comas y los puntos y comas). Todas las noches morimos un poquito y resucitamos al día siguiente. Me preocupa por lo que dejaría de aportar a mis peques o a Moneypenny. El resto del mundo no me echaría de menos. Eso sí, en mi testamento pondré que Banderas tenga «parte activa» en mi entierro, por darle morbo al asunto ;-D

Viguetana ha dit...

John, sin duda es lo que todo el mundo debería PODER hacer.
Está claro que cada uno se labra un poco su destino pero también hay circunstancias más favorables que otras.
Yo no me imagino viviendo a través de un burka, por ejemplo. Seguramente, en tal caso, ya habría sido lapidada hace tiempo.

A mí realmente me encantaría que nada se alterara cuando yo me fuera.

Por cierto, que lo de Banderas ralla el humor negro, eh.
:-)

vitruvia ha dit...

Viguetana!!!!, no me asustes, ¿Kurtz tambien??, voy a ver.

banderas ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
banderas ha dit...

Envidiable tu situación, ¡¡abofé!! (ciertamente, en gallego).

Yo no es que tenga muchas aspiraciones, es que todo yo soy un sinvivir, un puro nervio, un no quedarme quieto y eso demuestra algún tipo de inquietud... supongo.

Si me muriera mañana sólo lo sentiría por mi familia y mis amigos... supongo que es algo común a todos los que tenemos hijos e hijas.

Lo de tomar parte activa en el entierro de John tiene que ver con mi pasado profesional... y para mi será un honor... Je!Je!Je!... pero que no se entere Moneypenny.

Bicos ;-)

P.D. El comentario anterior suprimido es mío... un error con un nombre...

Viguetana ha dit...

Sí, ya pillé que era por tu pasado, Banderas, lo del entierro...

Seguramente, el hecho de no tener hijos me permite vivir con mayor ingravidez. Lo cual no es bueno ni malo, sino todo lo contrario.
:-)

Besos

Clandestino ha dit...

Vigue; A mí este post sí que me ha parecido un auténtico himno a la belleza.
Gran frase la de Adri, por cierto.

Viguetana ha dit...

Gracias, Clandes.

Y bueno, es que mi Adri habla poco pero cuando lo hace...
:-P

JAL ha dit...

Esto es una mujer con decisión, sí señora

Kpax ha dit...

Me parece una buena conclusión
Saludos

Ana ha dit...

es fantástico lo que dices y lo que haces. me parece una excelente forma de vivir, no dejarse nada en el tintero....en estos casos siempre recuerdo esa frase de la peli "El club de los poetas muertos", que me encanta: que no llegue la hora de la muerte y me dé cuenta de que no he vivido". Me parece genial!!!
Yo, como Inte, pienso en cosas que me gustaría pero que no me son imprescindibles, como por ejemplo, aprender a tocar el piano y a cantar (lo hago fatal), ir en globo (lo pienso hacer a no mucho tardar) o visitar ciertos lugares del mundo que no conozco.
Besitos Viguetana, aunque poco, sigo por aquí.

Viguetana ha dit...

Gracias, Sr. JAL.
:-)

Kpax: Bienvenido.

Ana: para mí siempre ha sido de vital importancia el ir pasando página y cerrando capítulos (aunque a veces me ha costado Dios y ayuda, claro está). Creo que es la única manera de avanzar personalmente.
En cuanto a las cosas que nos gustaría hacer... A eso me refería yo también. Todo lo que se me ocurre es prescindible y para nada imposible. De ahí mi conclusión final.
Me alegro de leerte por aquí.
Besos

Mariano Zurdo ha dit...

Señorita Viguetana, ¿está usted bien? Hace días que no sé de vos. Espero que no estés sepultada bajo traducciones varias.
Besitos/azos.

Viguetana ha dit...

Querido Mariano: has dado en el clavo... Gracias por interesarte por mi personita.
:-)

Besos